Fécamp…la tranquilidad de la costa francesa

No llegamos en un buen día, una lluvia ligera acompañada de un fuerte viento frío nos recibió.  Sin embargo, la belleza de este poblado costero hace olvidar rápidamente cualquier inconveniente: Fécamp es un lugar maravilloso para conocer, y recordar.

Poca gente por las callecitas muy bien estructuradas y acostumbradas a recibir turistas. Todos tienen algo que decir luego de su visita.

Una de las cosas que ver en Fecamp es visitar el palacio que a parte de tener un museo tiene además una destilería. En la visita se puede conocer el proceso de elaboración del famoso licor.