Lyon, entre el pasado y presente

Al planear un viaje a Francia muchos pensarán en Paris, visitar la Torre Eiffel es casi obligatorio, quizás incluyan Marsella en su recorrido por ser una ciudad importante; pero hay una ciudad que debería entrar en su lista de visitas, es una de las ciudades más importantes de Francia. Está situada en el sudeste, en la región de Ródano-Alpes, donde confluyen los ríos Ródano y Saona: es Lyon.

Es una ciudad muy importante para la comunicación norte-sur de Europa, posee una gran red ferroviaria y un aeropuerto internacional. Lyon está a 470 Km. de París, 320 Km. de Marsella y 630 Km. de Barcelona. Fue capital de los galos durante el Imperio romano, y en la Edad Media, fue una ciudad comercial donde las ferias eran muy concurridas, luego centro financiero desde el Renacimiento al final del siglo XIX.

uifGazBNrO0

Lyon se puede definir históricamente como una ciudad industrial, donde se destacan las industrias petroquímicas, farmacia y las biotecnologías.   Por otra parte, Lyon es la segunda ciudad estudiante de Francia, después de París, con cuatro universidades y varias Grandes Escuelas.

o1DphCG7baM

Toda esa historia se conserva en un invaluable patrimonio arquitectónico de las diferentes épocas. Dos mil años de historia han dejado sus huellas sucesivas en el paisaje urbano. Y el casco antiguo de Lyon ha sido clasificado como patrimonio mundial de la UNESCO.

TdfHKiFUUDc

“Lyon, ejemplo eminente del establecimiento humano, representa un testimonio excepcional de la continuidad de la instalación urbana durante más de dos milenios” ha declarado el Comité del Patrimonio mundial de la UNESCO.

Junto a Burdeos, es uno de los espacios más vastos inscritos dentro del patrimonio mundial.  En la línea hay espacios declarados como: la colina de Fourvière y sus emplazamientos antiguos, el casco antiguo (Vieux Lyon) medieval y renacentista, la península clásica y hausmaniana, la colina de la Croix-Rousse, patrimonio urbano del siglo XIX asociado a los Canuts (obreros de la seda) y la orilla izquierda del río Ródano, testimonio del desarrollo industrial y tecnológico de la ciudad (barrios de Brotteaux, Part-Dieu y Gerland).

mUTSe-y5b9s

Los amantes de la arquitectura tienen en Lyon un auténtico tesoro que se encuentra en muy pocas ciudades.  En la actualidad, la vida de la ciudad está en sus monumentos, sus centros culturales, sus restaurantes y hoteles. Una zona que continúa su modernización y la conservación de sus edificios.

BtP3KOZU7nM

Uno de sus encantos son los viejos barrios con pequeñas callejuelas, a las que se le conoce como “traboule“. Estos pasajes permiten atravesar los edificios de una calle a otra cruzando por los patios de estos edificios.

UaOGkLQZHDQ

La ciudad de Lyon ejerce una atracción importante a nivel nacional y europeo, tanto desde el punto de vista económico como social y cultural.

E7Q4c7UrtYg

El casco histórico forma parte del patrimonio de la Humanidad e la UNESCO. Pero Lyon también es una ciudad de arte contemporáneo.    En un tiempo Lyon fue llamada Lugdunum (colina de la luz o colina de los cuervos).

55P3r0ZRhDg

Lyon adquiere esa dimensión europea con el desarrollo de los transportes, las infraestructuras y los equipamientos culturales, además de la creación en 1960 del centro de negocios de la Part-Dieu, donde se encuentra la estación ferroviaria.   En los años 80 este urbanismo recibirá un nuevo impulso a fin de mejorar las estructuras de la ciudad. Enormes obras de acondicionamiento se llevarán a cabo en lugares estratégicos, al mismo tiempo que se crea una política de valorización del territorio. En algunas décadas, Lyon se convierte en una ciudad donde conviven armoniosamente el pasado y el presente.