Dachau, un campo para no olvidar

Alemania es un hermoso destino por descubrir, está en Europa occidental y ya cuenta 2 milenios de historia, en esa historia están los Campos de Concentración como una parte importante de su vida como país.   Conozcamos el primer campo al que llevaron prisioneros, y cómo hoy recibe a miles de visitantes para narrar su testimonio, ese es Dachau. Cuando se pisa el suelo de éste campo, su historia hace sentir su peso, y es inevitable imaginar cuadro a cuadro lo que no se debe olvidar.

yXNqu_fU2Nw

Hoy día las instalaciones del campo de concentración de Dachau se han convertido en un Museo Conmemorativo, inaugurado en 1965 por iniciativa de reclusos sobrevivientes, que con ayuda del Estado Bávaro y el Comité Internacional de Dachau lograron adecuar las instalaciones para contar lo que allí ocurrió. Con los años se fue mejorando éste destino, y entre 1996 y 2003 se desarrolló una nueva exposición sobre su historia con el tema central: El camino de los reclusos.

is-tSknbKCs

El campo tiene 22 zonas, 21 de ellas están abiertas al público en general y solo la zona del antiguo campo de las SS es inaccesible.  El recorrido pretende recrear la vida de los reclusos durante su estancia en el campo que poco a poco va revelando lo que sucedía.

DhZNudQKVB0

En el complejo de intendencia se ubicaba la cocina, el guardarropa, los talleres y el baño. El Bunker, definido como “un lugar de terror”, donde se realizaban todo tipo de experimentos y torturas a los reclusos como por ejemplo las infecciones intencionadas de malaria, pruebas de hipotermia y altura. En el campo de tiro de las SS, en el que más de 4.000 prisioneros de guerra soviéticos fueron ejecutados es parte del recorrido.

lOeatVF_hZY

Las fosas comunes de Leitenberg: En las últimas semanas antes de la liberación del campo, los muertos no pudieron ser incinerados por falta de carbón y más de 7 mil cadáveres fueron enterrados en este lugar y los últimos mil 200 fueron sepultados en el cementerio Waldfriedhof de la ciudad de Dachau.

Existía un lugar conocido como el bloque de los curas, en el que se encontraban todos aquellos reclusos pertenecientes al clero.

o73XRlKeKac

Dachau tiene un lugar significativo en la memoria pública porque fue el segundo campo en ser liberado por fuerzas británicas o estadounidenses, y fue uno de los primeros lugares exhibidos en Occidente como prueba de la brutalidad nazi.

Zrc8Fzdp-pg

Este campo está ubicado a 13 kilómetros al noroeste de Múnich, fue construido en 1933 para convertirse en el primer campo de concentración oficial, y se erigió sobre una fábrica de pólvora en desuso. Sus instalaciones principales fueron terminadas el 21 de marzo de 1933; al día siguiente llegaron los primeros trabajadores de la fábrica, y allí tenían sus utensilios de higiene, litera propia en barracones compartidos. En la puerta de entrada al campo reza la leyenda. “El trabajo os hará libres”.

n5EhycgtST0

Años después pasó a ser un campo de prisioneros, y luego de exterminio. En un principio contaba con dos hornos, para después pasar a cuatro, en los que se metían de dos en dos a los prisioneros, dado que por su extrema delgadez era posible, siendo necesarias 8 horas para incinerarlos. El lugar estuvo abierto desde el 22 de marzo de 1933 hasta su liberación el 29 de abril de 1945, estando desde 1934 bajo la autoridad de las SS.

pxnXqcfT02Q

Fue escenario de castigos tremendamente crueles y fue modelo del sistema de campos ordenado y eficaz. Su gestor principal, Theodor Eicke, fue el responsable de que los prisioneros fueran considerados como enemigos infrahumanos del Estado y del especial tratamiento dado a los judíos, en forma de castigos aniquiladores desde el punto de vista físico y psicológico. En principio Dachau fue utilizado para encerrar a prisioneros políticos, luego comenzó a llenarse de judíos, gitanos, homosexuales y testigos de Jehová.

kUyCjIMrlVg

Entre los años 1933 y 1945 fueron internados más de 200 mil prisioneros de los que murieron varias decenas de miles. Hoy no se tiene una cifra exacta.   Las estadísticas del campo hablan de 41.500 personas​ asesinadas en el campo, además de otros miles que murieron víctimas de las pésimas condiciones de vida. A comienzos de 1945, se desató una epidemia de tifus en el campo, tras lo cual este fue evacuado; en esta acción murieron otros muchos prisioneros.

aEUCszlZ6bo

En 1942, se construyó el área del crematorio junto al campo principal. Incluía el viejo crematorio y el crematorio nuevo con una cámara de gas. En este campo estuvieron unos 3 mil religiosos, diáconos, sacerdotes y obispos, entre ellos Karl Leisner, sacerdote católico ordenado por el obispo Gabriel Piguet mientras estaba prisionero y beatificado por Juan Pablo II en 1996; Titus Brandsma, sacerdote carmelita, y Martin Niemöller, teólogo y pastor luterano. En este mismo campo se ejecutó a Georg Elser, que fue quien perpetró el primero de una serie de atentados contra Hitler.

A lo largo de doce años, en su día a día los prisioneros del campo realizaban trabajos forzados, ya fueran en proyectos de construcción y artesanía, construyendo carreteras, drenando pantanos o bien produciendo armamento.

 

0PX8le7jha8

A medida que las fuerzas aliadas avanzaban hacia Alemania los prisioneros de otros campos cercanos fueron trasladados a Dachau, por lo que los hacinamientos y epidemias provocaron el empeoramiento del estado de salud de los prisioneros. Ante la inminente llegada de las fuerzas americanas los alemanes decidieron llevar a más de 7 mil prisioneros a una marcha mortal en la que muchos murieron de hambre, frío y agotamiento, o bien fueron fusilados.

El l 29 de abril de 1945 se puso fin a esta historia cuando las tropas norteamericanas liberaron el Campo de concentración de Dachau.

El mejor modo de conocer el Campo de concentración de Dachau es visitarlo con un guía especializado en el tema para conocer bien la historia, pero sobre todo la enseñanza que dejó.